El portal AbeBooks publicó hace cosa de un año la lista con los 10 libros de Stephen King más caros que se habían vendido a través de esta red de librerías:

10 Most Expensive Stephen King Books Ever Sold on AbeBooks

En esta lista hay dos libros, The Regulators (Posesión) y Firestarter (Ojos de Fuego), que llaman especialmente la atención. Y ahora veremos por qué.

The Regulators fue vendido a través de AbeBooks en Julio de 2004 por nada menos que 8.000 $, siendo el título más caro de la lista. El libro corresponde a la edición de lujo firmada y limitada a 52 ejemplares (A-ZZ), pero lo que lo hace más llamativo, y lo que es su característica principal, son los cuatro cartuchos de Winchester 30.-30. que lo “atraviesan”. Estos son todos los datos de esta joya de coleccionista:

The Regulators, ed. limitada

  • Autor: Richard Bachman
  • Artista: Stephen Gervais
  • Editorial: Dutton
  • Diseño: Peter Schneider
  • Año de publicación: 1996
  • Precio de venta: 1.500 $
  • Otras características: cosido a mano; encuadernado a mano en cuero de Marruecos y balas de Winchester calibre 30; se guarda en una caja de madera (de munición) con el título estampado en letras doradas.

Para solucionar el problema de la firma (Richard Bachman está muerto, así que, ¿cómo va a firmar los libros?, preguntó King en un momento dado), se incluyeron cheques ficticios firmados por el autor (es decir, SK con el nombre de Richard Bachman) y que iban dirigidos en su mayoría a diferentes establecimientos y personajes de la obra de King como, entre otros, Antigüedades Barlow & Straker, Carrie White, Andy McGee, Arnie Cunningham e incluso Roland (al que pagaba 50$ por un viejo revólver).

En el cheque de la imagen (que corresponde a la letra R y que puedes comprar aquí por el módico precio de 6.000 $), pagaba 275 $ a Center Street Appliances por un frigorífico Amana para Claudia (Claudia Inez Bachman, la mujer de Richard Bachman, que supuestamente encontró el manuscrito de The Regulators).

Un precio incendiario

En la lista de AbeBooks, el libro que aparece en el tercer puesto es Firestarter, por el que en Agosto de 2004 se pagaron sólo 5.500 $. Y digo “sólo” por una razón. Hace apenas un mes, un ejemplar se vendió en eBay, por un precio de venta final de 13.500 $. Y en la primavera de 1998, otra copia se subastó por 11.000$.

El motivo de estos precios incendiarios: ésta es la llamada (por el material en que está encuadernada) “Edición Asbesto” . Existen únicamente 26 ejemplares numerados (A-Z) y firmados por SK (fue su primera edición limitada), y es el santo grial para muchos coleccionistas de King. La responsable de esta obra fue la editorial Phantasia Press, y su precio de venta original, en 1980, ascendía a 300 $.

Asbestos Firestarter

Un comentario personal

La pregunta que surge es: ¿Merece la pena gastar tal cantidad de dinero en un libro? Supongo que la respuesta es relativa. Lo caro y lo barato es relativo, y depende de tus prioridades, de a lo que tú le des más valor.

El coleccionismo es una droga. Lees un par de novelas de un autor, te gusta, y lo primero que quieres es conseguir todos sus libros, da igual el formato y la edición: tapa dura, bolsillo, primera edición, decimonovena, da igual. Lo que quieres es tenerlos, y leerlos. Una vez cumplido tu objetivo, ya tienes una obra favorita (en mi caso, La Torre Oscura), y el siguiente paso es buscar las primeras ediciones en cartoné, y dedicas parte de tu tiempo a recorrer oscuras y polvorientas librerías de viejo hasta dar con ellas. Pero luego eso no basta: quieres las primeras ediciones reales, las americanas, y dedicas más tiempo a visitar portales de Internet, librerías on-line, sitios de subastas (y, si tienes la oportunidad de viajar a los Estados Unidos, a recorrer más librerías). Y puede que al principio tu intención sólo sea conseguir esos ejemplares, pero en el camino vas descubriendo otras joyas escondidas, ediciones limitadas, firmadas, tiroteadas o encuadernadas en material ignífugo, y descubres que el verdadero placer está en la búsqueda, y si tus posibilidades económicas te lo permiten, te haces con ellas. Y comienzas a tener varias ediciones de un mismo título, y poco a poco te falta el espacio, y comienzas a arrinconar en cierta manera a tus viejos libros de bolsillo de páginas amarillentas, que son los que al final te han proporcionado más horas de placer, y…

Bueno, lo que quiero decir es que creo que a veces se pierde un poco la perspectiva, y que una vez introducido en este mundo, es difícil dar por completada una colección. Siempre hay más libros que comprar… y cada vez más caros. Nos pierde no sólo ese afán de “tenerlo absolutamente todo”, sino también ese afán de “unicidad”, de ser una de las pocas personas en el mundo que poseen algo, y es eso lo que al final te conduce a comprar esas ediciones raras que van a ir directamente a una vitrina protegida por rayos láser para que nadie se acerque a menos de tres metros.

Y no lo estoy criticando, no realmente. Cuando vi el precio del “Asbestos Firestarter”, en algún momento (después de hipotecas, letras del coche, y otros asuntos más mundanos) pensé: “Con eso conseguiría todas las ediciones limitadas y firmadas de La Torre Oscura”. Pero, ¿y si ya descansaran en mi estantería?

Fuentes de datos: TheDarkTower.com, TheDarkTower.net, The Stephen King Collector.
Anuncios